El diable dirigeix "El Mundo"


Feia molt de temps que una lectura no em pertorbava tan profundament com Pedro J. Ramírez al desnudo, del periodista José Díaz Herrera, un increïble treball d'investigació, que talla la respiració i va camí de convertir-se en supervendes (no us perdeu la presentació del llibre, de la mà del seu autor i Alfonso Rojo). El director d'El Mundo no només en surt malparat, en la seva vida íntima i professional, sinó que és presentat gairebé com l'encarnació del mal, la personificació del periodisme més manipulador, pervers, distorsionador i execrable. L'obra és també un repàs imprescindible a la part més fosca dels darrers vint-i-cinc anys de la nostra història i un retrat implacable de les entranyes del poder:

"Desde Mariano José de Larra, no ha existido en España un periodista más conocido y con más poder que él. Experto en el arte de mentir, fue el inspirador intelectual de los GAL y, poco después, maniobrero en la utilización de la lucha paralela contra ETA que con tanto ardor había defendido para acabar con Felipe González. Tras ser expulsado de Diario 16 intentó quitarle el periódico a su presidente y los que ayudaron a éste a oponerse a la OPA, acabaron fulminados años después desde El Mundo. Desde entonces, ha puesto y quitado ministros y presidentes de Gobierno a su antojo, tiene en sus manos a banqueros y a grandes empresarios y hasta Mariano Rajoy, tras plantarle cara cuando quiso desposeerle de su cargo tras perder las últimas elecciones generales, se ha convertido en uno de sus aduladores. Pedro J. Ramírez es el único reportero español con una piscina ilegal para cuyo uso han tenido que prevaricar presuntamente tres gobiernos; capaz de acusar a un político de corrupción por poseer tres casas cuando él y sus socios tienen veinte; de culpar a un vicepresidente de obras ilegales en su vivienda cuando él ha hecho lo mismo; de tomar parte desde Diario 16 en la fuga de «La Dulce Neus» y posteriormente encarcelar a su abogado por causa de su vídeo-sexual; de encabezar la lucha contra el fraude del lino cuando su familia estaba en falta, y de inventarse una falsa trama del 11-M para tranquilizar su conciencia cuando el PSOE le devolvió la factura al PP por haber utilizado, instado por Ramírez, la lucha contra el terrorismo para ganar las elecciones. Definido por muchos como sórdido personaje ávido de poder, insaciable y pretencioso hasta la desmesura, maquiavélico y diabólico, dominante, absolutista, iluminado, mesiánico, que aspira a tener el universo a sus pies, el mundo en sus manos, es el periodista que más se ha envuelto en la bandera de la libertad de expresión para defender sus asuntos particulares y muchas veces mezquinos. Temido y odiado a partes iguales, fue el inductor de la operación de creación de La Sexta para hundir al imperio de Polanco, y hasta José Luis Rodríguez Zapatero le teme más que a un nublado. «Si algún día tengo que acabar con Ramírez, lo mataré pero a besos», ha dicho. José Díaz Herrera, el periodista que, en una ocasión particularmente delicada, le salvó de ese lugar por donde no pasa ni el expreso de medianoche, según reconoce el propio Ramírez, descubre ahora la verdadera e inquietante personalidad de un individuo que ha marcado con su impronta el panorama sociopolítico español de los últimos 25 años."

Ignoro si aquesta incòmoda biografia tindrà conseqüènces en la trajectòria laboral del periodista logronyès, que ja ha renascut en diverses ocasions de les seves cendres. El que és segur és que El Mundo no tornarà mai més a ser el mateix. Si us decidiu a llegir-la -cosa que recomano vivament- no ho feu abans d'anar a dormir. És probable que tingueu malsons.

Comentaris

Clidice ha dit…
quin iuiu! per un instant he tingut una visió d'una espècie d'engendre demoníac amb la mirada de la fotografia, en un despatx negre, envoltat de flames i sofre, i l'Agata Ruiz de la Prada saltironant amb un vestit verd teletubbie i una margarida gegant al cap! necessito un calmant, ai!

Sempre responsabilitzem els polítics de tanta malvestat i així perdem de vista periodistes i banquers, el poder "de bo de bo".
Clidice, els polítics són el sac dels cops però tenen un poder limitat a les seves mans. A vegades, hi ha personatges "a l'ombra" que mouen els seus fils perquè no puguin desenvolupar correctament la seva feina. Que tèrbol i complicat que és el poder!

Traducció del blog